CONTACTO

Peeling facial en Sevilla

La piel es el órgano más grande del cuerpo. Su función es la de proteger al organismo del medio externo. Se compone de tres partes, de superficial a profunda: epidermis, dermis, e hipodermis.

La epidermis, que es la capa más externa, está compuesta de células llamadas queratinocitos, que se sitúan en múltiples capas. Está en continua renovación, de forma que constantemente se producen nuevos queratinocitos en la parte profunda de la capa, que, a medida que avanzan hacia la superficie, van envejeciendo y muriendo, hasta que al final, al llegar a la superficie, se descaman por el roce, siendo sustituidos por otros nuevos.

En la base de la epidermis se encuentran también los melanocitos, células productoras de melanina, el pigmento que da color a la piel y al pelo, responsable del bronceado, y cuya función es protectora frente a la acción de los rayos solares.

Por debajo de la epidermis se encuentra la dermis, capa muy resistente, que da dureza y elasticidad a la piel, compuesta de fibras colágenas,y que contiene en su espesor las glándulas sudoríparas, sebáceas, los folículos pilosos (raíz de los pelos), etc.

Por último, bajo la dermis se halla la hipodermis o capa adiposa, compuesta por adipocitos o células grasas, blanda y de color amarillo en los seres humanos.

El "peeling" químico consiste en la aplicación sobre la piel de un producto químico irritante o cáustico para la piel (generalmente un ácido), que produce una descamación y eliminación de las capas superficiales de la misma, generalmente epidermis y a veces parte de la dermis, según el tipo de "peeling", ya que los hay de distintos grados de profundidad. Con esto, se consigue que la piel reaccione produciendo células nuevas, es decir, renovándose. Los objetivos que se persiguen con esto son:
  • Eliminar las impurezas y las células muertas.
  • Favorecer la producción de nuevo colágeno y elastina, con lo que la piel gana en resistencia y elasticidad.
  • Eliminar el sebo y los comedones (“barrillos”).
  • Mejorar la dispersión de la melanina, con lo que se eliminan manchas y se uniformiza el tono de la piel.
En contra de lo que pueda parecer, las pieles que mejor toleran la acción del "peeling" químico son las claras, siendo las oscuras más sensibles, y con más riesgo de alteraciones de la pigmentación, etc.

Prácticamente todos los "peelings", sobre todo los suaves, requieren de varias sesiones para conseguir el efecto deseado. El número de ellas dependerá de cada caso individual, y el espacio de tiempo entre ellas también, estando en torno a los 15-30 días entre sesión y sesión.
 

Tipos de "peelings" :


Centro Médico Prada - Clínica de cirugía plastica y estetica CIF.05264869-P - Política de privacidad - versión PC

Desarrolla Productos Web